Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2019

Pensamientos de: Juan José Arreola

 

Que excelente es llegar a una edad de adulto mayor, pues es señal de que has sido sano la mayor parte de tu vida.

Qué bueno que eres jubilado, pues es signo inequívoco de que trabajaste mucho durante tu edad productiva.

Qué bueno que puedes escribir o leer esta publicación, pues aún con lentes, tu vista te permite seguir siendo independiente.

Qué bueno que aunque lento, aún puedes caminar e ir a donde tú deseas.

Qué bueno que acudes a reuniones, pues es señal de que todavía tus amigos siguen vivos y te mantienen vivo, que un café es significativo de mil anécdotas y diez mil sonrisas.

Qué bueno que todavía amas a alguien, pues es señal de que tienes un corazón sano y sediento de seguir viviendo.

Da las gracias por el blanco de tus cabellos, pues es señal de que no se te ha caído y aún puedes decidir tu corte de cabello.

No permitas que nadie te llamé despectivamente viejo, pues no lo eres, tú eres sabio por tu experiencia y sabiduría acumulada.

Si tienes una enfermedad, no te asustes, es normal que las haya, pues es parte del desgaste natural, mientras te duela y puedes por ti mismo acudir al médico es una gran noticia, pues sigues siendo independiente.

Hoy no te tomas una botella, pero seguro estoy que hoy disfrutas más que antes de una copa, y más si va acompañada de una excelente plática o de entonar las canciones que recuerdan tus sentimientos pasados.

Debemos felicitarnos por estar vivos, algunos no tuvieron la misma suerte que nosotros.

¿Te falta algo por hacer? No digas “ya estoy viejo”, prepárate para hacerlo. Tendrás limitaciones, pero tú puedes siempre que no te pongas en riesgo.

Te deseo más años de vida, pues es señal que tendremos más años de aprecio, risas y experiencias de vida que vale la pena compartir.

 

RECIBE UN GRAN ABRAZO.

 

_____________________

 

Contribución de Oscar

Juan José Arreola: biografía, estilo, obras, frases

Por           Juan Ortiz

 

Juan José Arreola Zúñiga (1918-2001) fue un escritor, editor y académico mexicano, que ha sido considerado como uno de los escritores más importantes del siglo XX en Latinoamérica. Sus escritos abarcaron varios géneros de la literatura, entre ellos el ensayo, la poesía y los cuentos.

La obra de Arreola estuvo enmarcada dentro del realismo mágico, es decir, mostró la realidad de lo cotidiano como algo irreal o ilusorio. Además, su creación literaria se caracterizó por ser reflexiva, profunda y por tener un lenguaje travieso y juguetón.

Una de las obras más importantes y reconocidas del escritor mexicano fue el conjunto de cuentos Confabulario. El texto incluyó más de veinte relatos, cargados de astucia e inteligencia. Arreola, por medio de su pluma y letras, se hizo merecedor de varios reconocimientos y premios.

 

https://www.lifeder.com/juan-jose-arreola/

 

Es una colaboración para:

Read Full Post »

A la hora de onces

Esta vez tuvimos una sorpresa muy agradable respecto del menú que nos servimos, que consistió en hasta 3 empanadas fritas y hasta 3 anticuchos.

Las empanadas, que estaban realmente ricas y los anticuchos que venían listos llegar y asar, de lo que se encargó Hernán y su Ayudante “formal” Lucho, con participación de Pedro, que está haciendo muchos méritos para consagrarlo, también, como Ayudante Asador.

Se pusieron las mesas, los manteles, los platos y los servicios y las sillas, se abrieron algunas bebidas y una que otra botellita de buen tinto, cada integrante que le toca traer una botella de tinto se esmera en llegar con una mejor que las anteriores. Son exquisitos los caballeros.

Mientras se estaban calentando las empanadas, comenzaron los “salud” previos, la conversa “desatada estaba ya”. Llegaron las empanadas y por algunos instantes, nada se habló, sólo se degustó una masa deliciosa y un pino con trocitos de carne frita, el salud salió solito. La primera se fue volando, la segunda se comió más lento, como no hay segunda sin tercera, llegó la última, pero esta tenía una sorpresa en sus entrañas, su relleno era de prieta, una novedad, pero estaban tan deliciosas como las anteriores.

Ya el carbón estaba prendido, esperando ese instante en que se empieza a cubrir con ceniza, para así colocar los anticuchos, con trozos de carne de vacuno, cerdo, longanizas, entre medio lonjas de cebolla y pimentón, previamente adobados. Salieron ligerito. La segunda remesa no hubo que esperarla mucho. Se preguntó que quiere un tercer anticucho, no todos contestaron afirmativamente, pienso que con las empanadas quedamos casi bien.

Todas estas exquisiteces nombradas llegaron listas o casi listas para degustarlas y ello se lo debemos a la Sra. Ube, esposa de Hernán, que siempre se ha preocupado de regalonearnos, en los comienzos Hernán llegaba con un queque, ahora se compra una torta, que a la hora de onces nos servimos con una taza de té o café.

Muchas gracias Sra. Ube.

Nuestra entretención es la conversa, así que las historias, recuerdos y anécdotas no paran de fluir. (A “eso vinimos”, diría alguien).

Esta vez nos pusimos un poco serios, como a algunos de nosotros nos llegó una invitación de Bienestar, para participar en la actividad “Encuentro de madurez activa”, se acordó, en principio, ir como grupo, pero que nos den la posibilidad de plantear algunas proposiciones como Adultos Mayores y socios de Bienestar. En nuestra próxima Junta, acordaremos nuestra propuesta definitiva, ya que la actividad de Bienestar es el 061119.

De nuevo tuvimos la grata visita del Presidente del Club Deportivo y Social de los Funcionarios de la Contraloría General de la República, don Eduardo Domínguez.

Hubo dos integrantes que no participaron, Javier, por asuntos familiares que atender y Fernando, en viaje fuera de Chile, quien nos envió fotos mientras realizábamos la Junta. Que lo pases muy bien Fernando. Se retiró un poco más temprano, Ismael.

Fotos de la Junta del 270919:

https://photos.app.goo.gl/7dhXyNm1EmsVcgoU6

Es una colaboración para:

Read Full Post »

Personal del Departamento de Bienestar y Calidad de Vida Laboral está corroborando, telefónicamente, la asistencia a la siguiente invitación:

Se agradece la invitación.

Es una colaboración para:

Read Full Post »

El miércoles 21 de agosto de 2019, emprendió el vuelo a una nueva vida nuestro gran compañero, amigo y vecino don José Luis Varela González.

José Luis, ingresó a la Contraloría General de la República como asistente administrativo, a contar del 26 de junio de 1958, donde inicia su carrera como funcionario público, fue asistente administrativo en la secretaría de los señores Contralores General don Enrique Bahamondes Ruiz, don Enrique Silva Cimma y del señor Héctor Humeres Magnan.

Su permanencia no pasó desapercibida, por ser un hombre de esfuerzo, luchador con ganas de triunfar en la vida, termina sus estudios secundarios en el Instituto Nacional.

Ingresa a la Universidad Técnica del Estado, donde se recibe de Contador Público.

Estudia en el Centro de Formación Técnica Simón Bolívar, donde obtiene el Título de Contador General y su Memoria la escribe sobre el tema de Peritos Contables.

En Contraloría General, participa en una gran gama de cursos de capacitación.

José Luis, tuvo participación en la preparación de varios manuales de capacitación para los funcionarios Públicos.

Por su capacidad desempeñó los siguientes cargos.

Sub jefe de la Oficina de Información y Relaciones Públicas de la Contraloría General.

Examinador de Cuentas Fiscales, del Subdepartamento de Control Externo.

Sub Jefe de grupo en el desarrollo de programas específicos de Auditoría para los diferentes sectores de la Administración Pública, a lo largo del país.

Como persona tuvo defectos, como todos, pero también algunas virtudes, nos referiremos a algunas de sus grandes virtudes.

Fue un servidor público que se destacó por servir y no servirse de su cargo, brilló por sus conocimientos, por su caballerosidad, honestidad, transparencia, lealtad a la administración del estado, fue un hombre generoso, solidario, afectuoso, dejó huellas profundas como funcionario contralor en los servicios que visitó y en los compañeros que capacitó.

Será recordado con mucho cariño, aprecio y gran admiración por sus compañeros, amigos y vecinos, por su valentía de estar siempre dispuesto a socorrer al prójimo cuando veía injusticias y él podía aportar un grano de arena en su solución.

Sus vecinos de la Villa Contraloría de La Florida, por cierto una gran familia lo recordarán por siempre, porque en los momentos más difíciles de sus vidas cuando estaban perdiendo sus casas por remates, aparece el valiente y solidario José Luis Varela, arriesgando su fuente laboral para ir en defensa de esos padres que perdían el hogar para sus hijos, y el día 22 de enero de 1980, en el Segundo Juzgado del Crimen de Mayor Cuantía de Santiago, interpone una demanda en contra de algunas autoridades de la Contraloría General.

El 8 de junio de 1981, hace nueva presentación en el Segundo Juzgado, y posterior a estas, otras, por todo esto es presionando para que renuncie y para ello es mal calificado y se le aplica petición de renuncia a contar desde el 1 de abril de 1981, situación que lo lleva a acogerse a jubilación en forma prematura, a contar desde esta misma data.

Busca un nuevo empleo, y como hombre de bien y buen samaritano, Dios lo premia con un trabajo, y el año 1982, inicia su vida laboral relacionada con el Poder Judicial, donde se perfecciona y llega a ser Perito Judicial Contable, lo que le permite colaborar con la Justicia, donde, por su capacidad y otras virtudes se gana el respeto, prestigio y admiración de jueces y ministros, lo que le permite hacer peritajes en los casos más emblemáticos del país, como el Caso Inverlink, Codelco, Colonia Dignidad y otros muchos más.

Pensando en su gran experiencia adquirida como Perito Judicial Contable, decide escribir un libro que tiene como objetivo” iniciar a las personas con interés de aventurarse en una disciplina poco conocida, como son los Peritajes Judiciales Contables.”

José Luis, en los últimos meses de su vida tuvo que soportar enfermedades dolorosas para el cuerpo y fuertes para el alma, pero aun así siempre muy preocupado de sus vecinos y amigos que sufren los avatares de la vida, atento en que podía ser útil.

Recordaremos a José Luis Varela González, como un hombre de bien, de mucha fe, muy optimista, con gran mentalidad ganadora, siempre dispuesto a vencer las adversidades de la vida, fue generoso, y supo evangelizar lo que Cristo nos pide, servir sin esperar recompensa, hacer el bien al que no pueda retribuir, amar al prójimo siempre en forma gratuita.

Amigo José Luis Varela González, por tus obras terrenales el día del juicio final tendrás un lugar preferente, junto al Altísimo, por tu entrega al prójimo.

 

Descansa en paz gran amigo, excompañero e inolvidable y ejemplar vecino.

(Colaboraron en la presente entrada Javier Navarrete y Oscar Arévalo)

 

Es una colaboración para:

 

Read Full Post »

Por sus servicios prestados como ayudante del Gran Asador Hernán, fue elevado, en una ceremonia formal, nuestro compañero LUCHO, a la categoría de Ayudante de Asador, con las misiones de prender el fuego y cortar, para los comensales, la mitad de lo que se ase, bajo la atenta y correctiva mirada de Hernán.

La ceremonia se hizo al estilo de “yo te armo caballero”, suplantando la espada por un set de cuchillo y tenedor de la marca Wayu.

La evaluación que hizo Hernán del cometido de nuestro Ayudante de Asador fue positiva, aunque dijo que tuvo que hacerle algunas correcciones menores, todo ello para que sólo haya, de los exigentes comensales, puros comentarios positivos, en cuanto al corte de los trozos de carne, su punto de cocción y lo sazonado de tales trozos.

En esta ocasión hubo un poco de demora en la llegada de las empanadas, que perturbó, un poco, el “hilo” de la ingesta de los alimentos y bebidas que se compraron o se trajeron para esta oportunidad, al encargado, sólo por esta vez, tan sólo se le amonestó conforme a nuestro estricto reglamento.

Todos, tenemos una misión que cumplir, quien compra la carne, las prietas y el carbón, quien las empanadas y dónde y si de pino, queso u otras, con ají o sin ají, quien trae las ensaladas, cual ensalada y en qué cantidad, quien trae papas cocidas (muy apetecidas), quien el vino, las bebidas (se pide sin azúcar), el arroz, el pebre, quien se encarga del café y el té, quien trae los manteles, de la torta y del aseo final, incluido los útiles de aseo. También nos preocupamos de la música, quien hace el contacto con el Estadio, para tener la certeza del día solicitado. Las mesas y el servicio que se van a ocupar se van a buscar, a la administración del estadio, en forma voluntaria al igual que disponer las mesas, si adentro o afuera, poner el mantel y poner los platos y servicios. Todo un orden establecido que nunca ha fallado, incluso si alguien falta, siempre hay un voluntario para su reemplazo.

Estamos conscientes que nuestra actividad nos sirve a nosotros en forma muy especial, la conversa hace que nos conozcamos más y acentúa nuestro compañerismo y amistad. También tenemos nuestro grupo de “guazap” y nuestro blog “institucional”, pero la relación personal, física de nuestras Juntas es insustituible. Hacemos mención, también, a la nueva “vida” que le hemos dado al Club Deportivo y Social de los Funcionarios de la Contraloría General de la República.

Como aperitivo, y fue la novedad, nos servimos malta con huevo o malta con harina tostada, que la trajo Walter del sur, estaba deliciosa, por supuesto, una antigua costumbre de “los antiguos”.

Cuando Hernán no esta en el quincho, Pedro y Lucho se encargan de sustituirlo.

 

Las fotos están tomadas por varios de nuestros contertulios.

Vea las fotos de la actividad:

 

Es una cooperación para:

 

Read Full Post »